martes, 7 de diciembre de 2010

Hoy pensé que me levantaba en un mundo libre

Hoy  pensé que me levantaba en un mundo libre. Era feliz.  El ser humano tiende a creer lo que le muestran sus sentidos.  Así, el cielo es azul, la música es agradable, la lana es suave. 

No obstante, ya advertía Platón, que los sentidos nos engañan. Son los instrumentos más inmediatos para acercarnos a la realidad. Pero existe otro, mucho más potente y eficaz: El conocimiento.

Los sentidos están controlados por los lóbulos temporales y parietales, la parte más primitiva del cerebro. Los reptiles también perciben sensorialmente la realidad. Incluso mejor que nosotros. 

Por su parte, el conocimiento está controlado por el lóbulo frontal, que comenzó a desarrollar el Australopithecus hace 4 millones de años ( milenio arriba, milenio abajo) Gracias a nuestra inteligencia, podemos descubrir el mundo tal y como es. 

Esta es la primera obligación de todo ser humano: er el mundo tal y como es, y no tal y como nos gusta, nos conviene, o nos imponen.

Hoy pensaba que me levantaba en un mundo libre. He salido a la calle en Málaga, brillaba el sol, aunque hacia fresco, y me puse mi jersey de lana. En el coche escuchaba una canción de Radio Futura, y era agradable. De pronto, el cielo se nubló, pusieron una canción de Operación Triunfo, y el jersey de lana me empezó a causar urticaria.

Entonces escuché las noticias. Julian Assange iba a ser arrestado. Me di cuenta que el sistema ha reaccionado contra aquel que se ha atrevido a mostrar al resto del mundo, que la realidad no es tal y como la exponen los poderosos, sino tal y como la sufrimos el resto de ciudadanos.




Y me di cuenta que mis sentidos, como mi gobierno, me pueden engañar, y lo hacen con demasiada frecuencia. El cielo ya no era azul. La música ya no era agradable, y el jersey era áspero como una lija. 


Con preocupación, llegué a la conclusión que el mundo es mucho menos libre de lo que pensaba. Soy todavía más feliz, porque soy más libre. FREE ASSANGE

P.D Se van a enterar (...) 


1 comentario:

Luna dijo...

Me uno a tu deseo y a tu propósito.

Difusión Twitter