sábado, 20 de noviembre de 2010

Yo me siento saharaui

No existe trance más difícil para una persona como la reacción ante una injusticia. En esas encrucijadas se conforma nuestra cualidad de seres humanos.

La reacción natural frente a la injusticia es primero el rechazo acompañado de la legítima defensa. En ocasiones esta respuesta conlleva otra injusticia, en la misma dirección, pero en sentido contrario. Toman sentido las palabras de Socrátes, según las cuales es mejor padecer una injusticia que cometerla. De la misma forma, el destino de un pueblo se determina en su reacción ante las adversidades y cómo es capaz de sobreponerse.

El pueblo saharaui está siendo sometido, y ahora se enfrentan a la difícil decisión de cómo reaccionar en aras de su supervivencia. Quiero hacer un llamamiento a la resistencia pacífica en exclusión de cualquier tipo de violencia.



Responder las provaciones del ejército alauita sólo traerá muerte y dolor para el puebo saharaui. Como decía Gandhi, no hay camino hacia la Paz, la Paz es el camino. En el Sahara hay sitio para todos. El pueblo marroquí no es culpable de la codicia de Mohamed II, un villano sin escrúpulos que empobrece y engaña a su pueblo para alimentar su inmensa falta de humanidad. El tirano ha levantado barreras de odio, nos ha empujado hacia las miserias y las matanzas.

El próximo 1 de diciembre procuraremos dotar a la Radio Nacional Saharaui de equipos radiofónicos para que su voz llegue a los miles de hombres desesperados, mujeres y niños, víctimas de la codicia de Mohamed II quien   torturar, encarcela y asesinar a  inocentes. No deseperéis. La injusticia es pasajera, sólo esfruto de la amargura de hombres que no merecen ostentar dicha condición.


El odio pasará, y la soberanía robada al pueblo Saharaui  volverá, porque mientras un hombre exista, la libertad perdurará. Luchad por vuestro futuro, pero no derameis una gota de sangre. La violencia es propia de los animales; la inteligencia de las personas.

Amad a quien os somete, pero nunca os arrodilleis ante él. Porque el odio siempre pierde ante el amor, y si el pueblo saharaui es capaz de entender que unidos en su lucha deben perseverar en la resistencia no violenta, habrán ganado la batalla al tirano. Tan sólo es cuestión de tiempo.

5 comentarios:

Desde GRAN CANARIA dijo...

Sr. Cosín Àlvarez, triste, muy triste es lo que ocurre en el Sahara Occidental. Tengo que alabar su iniciativa de resistencia pacífica pero creo que llega tarde pues eso es lo que ha hecho el pueblo saharaui durante más de 30 años una resistencia pacífica que solo le ha servido para que España abandone sus obligaciones, "OBLIGACIONES" por cierto que ha extendido "sin ser tan obligadas" a Afganistán y otros paises que encima nos han costado muchas muertes. Además Marruecos se ha aprovechado de esa resistencia pacífica del pueblo saharaui para ir aniquilando poco a poco, y en silencio, en cárceles asquerosas a todos aquellos saharauis que no se dejan dar por donde usted y yo sabemos.Pero no queda ahí la cosa, con sus resistencia pacífica han tenido que emigrar a otros paises y muchos de ellos se encuentran en tiendas fueras de su propio país y los menos afortunados, por su edad u otras circunstancias personales o familiares estan tirados en el desierto. Paro aún hay más. Con su resistencia pacífica Marruecos explota sus riquezas naturales de las que ellos no reciben nada y encima los tienen hacinados en viviendas de apenas 20 metros cuadrados y en pésimas condiciones, sin servicios médicos ni sanitarios pues no son considerados ni tan siquiera ciudadanos marroquies. Pero no deje de leer hay más. La ONU y todos su departamentos de derechos humanos fueron los que convencieron a los saharauis para que hicieran esa resistencia pacífica y mientras los marroquies aniquilaban estos días y durante esa resistencia pacífica a hombres mujeres y niños,mientras nosotros veíamos todo esto comodamente al pie del televisor con una copita en la mesa o un café con galletas ellos veían moríar a sus hijos, a sus padres, a sus hermanos, a sus abuelos, mientras un destacamento de esa ONU, un destacamento del MINURSO, se asomaba a las ventanas de un hotel próximo a la matanza a ver el espectáculo dantesco del asesinato de seres humanos por no ser fieles al amo, al Mohamed VI al hijo del sanguinario Hassan II de Marruecos de mal recuerdo para los españoles por sus matanzas a cuchillo y degolladas en tierras marroquies a soldados españoles en las antaño tierras españolas.Pero es mas con esa resistencia pacífica que usted propone se cree este Mohamed que Ceuta, Melilla, Andalucia y Canarias es de él y yo me pregunto cuando las quiera tomar ¿tenemos que hacer una resistencia pacífica? Usted quizás la haga, yo como canario defenderé mi tierra y a mi gente para que no les ocurra lo mismo que a los saharauis, que por hacer una resistencia pacifica durante más de treinta años estan cometiendo con ellos un GENOCIDIO con butacas de patio y asientos en primera fila para quien desee ver el espectáculo comodamente en casa.Todo mi apoyo al pueblo sahraui, tome la decisión que tome.Siento decirle que su resistencia pacífica, muy loable y alabable, si cabe, pero llega tarde.

Desde GRAN CANARIA primera parte dijo...

Sr. Cosín Álvarez, triste, muy triste es lo que ocurre en el Sahara Occidental. Tengo que alabar su iniciativa de resistencia pacífica pero creo que llega tarde pues eso es lo que ha hecho el pueblo saharaui durante más de 30 años una resistencia pacífica que solo le ha servido para que España abandone sus obligaciones, "OBLIGACIONES" por cierto que ha extendido "sin ser tan obligadas" a Afganistán y otros países que encima nos han costado muchas muertes. Además Marruecos se ha aprovechado de esa resistencia pacífica del pueblo saharaui para ir aniquilando poco a poco, y en silencio, en cárceles asquerosas a todos aquellos saharauis que no se dejan dar por donde usted y yo sabemos. Pero no queda ahí la cosa, con sus resistencia pacífica han tenido que emigrar a otros países y muchos de ellos se encuentran en tiendas fueras de su propio país y los menos afortunados, por su edad u otras circunstancias personales o familiares están tirados en el desierto. Paro aún hay más. continúa...

Desde GRAN CANARIA segunda parte dijo...

Con su resistencia pacífica Marruecos explota sus riquezas naturales de las que ellos no reciben nada y encima los tienen hacinados en viviendas de apenas 20 metros cuadrados y en pésimas condiciones, sin servicios médicos ni sanitarios pues no son considerados ni tan siquiera ciudadanos marroquíes. Pero no deje de leer hay más. La ONU y todos su departamentos de derechos humanos fueron los que convencieron a los saharauis para que hicieran esa resistencia pacífica y mientras los marroquíes aniquilaban estos días y durante esa resistencia pacífica a hombres mujeres y niños, mientras nosotros veíamos todo cómodamente al pie del televisor con una copita en la mesa o un café con galletas morir a sus hijos, a sus padres, a sus hermanos, a sus abuelos, mientras un destacamento de esa ONU, un destacamento del MINURSO, se asomaba a las ventanas de un hotel próximo a la matanza a ver el espectáculo dantesco del asesinato de seres humanos por no ser fieles al amo, al Mohamed VI al hijo del sanguinario Hassan II de Marruecos de mal recuerdo para los españoles por sus matanzas a cuchillo y degolladas en tierras marroquíes a soldados españoles en las antaño tierras españolas. continúa...

Desde GRAN CANARIA tercera y última parte dijo...

Pero es mas aún con esa resistencia pacífica se cree este Mohamed que Ceuta, Melilla, Andalucía y Canarias es de él y yo me pregunto cuando las quiera tomar ¿tenemos que hacer una resistencia pacífica? Usted quizás la haga, yo como canario defenderé mi tierra y a mi gente para que no Les ocurra lo mismo que a los saharauis, que por hacer una resistencia pacifica durante más de treinta años están cometiendo con ellos un GENOCIDIO con butacas de patio y asientos en primera fila para quien desee ver el espectáculo. En apoyo al pueblo saharaui. Siento decirle que su resistencia pacífica llega tarde.
No obstante gracias por su iniciativa.

Luna dijo...

Mucho me temo que la resistencia pacífica no es una vía útil en el mundo que hoy vivimos, resulta una medida utópica, pues a la vista está que quién resiste pacíficamente es ninguneado y avasallado.

Búsquemos otros medios, no bélicos, pero otros, que resulten efectivos.

Luna Urbana

Difusión Twitter