sábado, 9 de agosto de 2008

El gran Padrino: Judah Eleazar Binstock

Judah celebró su 81 años el pasado 2 de Agosto. Todos los veranos Judah Binstock organiza una fiesta en su mansión, y es la fiesta más exclusiva de Marbella. En los pasados años fueron personas como S.S.M.M. los Reyes de Suecia, don Álvaro de Marichalar y por supuesto toda la flor y nata de la “alta sociedad” Marbellí. El smoking es obligado, y las medidas de seguridad, simplemente, impresionantes. Este año hasta 500 personas acudieron a su encuentro, multimillonarios como Jacques Hachuel, la baronesa Thyssen, el duque de Aveiro o Gunilla Von Bismark. Incluso la Asociación Española de lucha contra el cáncer decidió cambiar la fecha de su gala benéfica, puesto que numerosos personajes han anunciado su preferencia por la fiesta del magnate.

Judah huyó de Gran Bretaña perseguido por la Scotland Yard por estafa y delitos fiscales relacionados con casinos y carreras de caballos. Su primer destino fue Holanda, desde donde aumentó su fortuna con la compraventa de armas. Desde entonces compagina su domicilio de Paris, España y Argentina, país que le otorgó un pasaporte a finales de los años 90. A finales de los 80 Judah empieza a tener problemas de salud. Una grave enfermedad coronario le deja al borde de la muerte, y necesita operarse en Estados Unidos de urgencia. Al no poder coger el avión, se trasladó en barco hasta Nueva York donde le operaron con éxito. Su nombre significa “el león” en hebreo, y hace honor a su nombre con una voracidad urbanística sólo superada por Roca. Judah es el mayor terrateniente de Marbella, y posee el Casino de Sevilla, otorgado en concurso público por su amigo Gaspar Zarrias. Esconde su enorme patrimonio tras un entramado societario en el que destacan:

• Corporación de Nueva Marbella, SA
• Aldanza Inversiones, SL
• Restauración y Aparcamientos del Aljarafe, SA
• Agrobatanero, SL
• Bañockburn, SL
• Hasta luego Lucas, SL
• Mar de Azimut, SL;
• Ocio y Valores SA
• Sociedad de Aguas de la Costa del Sol, SA
• West las Cañas, SA
• Sociedad Gran Casino Aljarafe, S.L

La ex teniente de Alcalde de San Pedro Carmen Revilla declaró cuando fue detenida que “según les dijo Juan Antonio Roca la moción de censura la habían financiado entre el propio Sr. Roca y Judah Binsctok”. En realidad llama poderosamente la atención que el fiscal anticorrupción no haya pedido la imputación de Binstock en la operación Malaya. No obstante, dado el cambio de estrategia procesal de Roca en el caso Urquía, es probable que el mismo Roca le impute hechos que ahora pesan sobre él. Dada su avanzada edad, lo lógico es que le dejen tranquilo sus ultimos años de vida.

Un antiguo abogado de Judah se llama Engelbert Schreiber, afincado en Liechtenstein e investigado por blanqueo de capitales.
Una de las excentricidades de Judah es un paisaje pintado por el mismo Adolf Hitler, que tiene en el una habitación adyacente al recibidor de su mansión “ Las Magnolias”
Judah ya no gestiona los negocios familiares, lo hacen los dos hijos de su esposa vietnamita Josiane, Leslie y Jonathan. Judah es una de las personas que más dinero ha hecho en Marbella, y ni siquiera está imputado.

Judah Binstock e Isabel García Marcos se conocieron por medio de los abogados José Miguel y Rafael Salinas. El primero fue ex vicepresidente de la Junta de Andalucía así como colaborador del millonario británico desde que en 1998 obtuvo la concesión del Casino de Sevilla, consiguiéndola a costa de CIRSA, empresa asesorada por el cuñado de Javier Arenas, el catedrático Olivencia. EL segundo, su hermano, era abogado de la Fundación Plan Innovación, constituida en diciembre de 2002.
Binstock, financió la campaña electoral de García Marcos a través de la Fundación Innovación. Su relación con Isabel y Carlos Fernández, del que estuvo cerca de ser cuñado, facilitó la moción de censura.


Pero Binstock también financió a Carlos Fernández, quizás gracias a la relación que mantenía con su hijastra. La ayuda de Binstock durante la campaña y durante la moción de censura fueron claves para que Fernández ganara fuerza política. Asimismo, Carlitos ( así es como le conocen los amigos) es el único testigo del dinero que pagó Binstock en la moción, motivo por el cual le protege, primero en Argentina, y ahora en Venezuela, lugar donde disfruta de un retiro dorado junto a Carlos Llorca, imputado en innumerables procedimientos por blanqueo de capitales.

1 comentario:

Isis dijo...

¿Y quién es el “Padrino” de Alberto Pedronzo?

Difusión Twitter